Us Traveler > Aeropuertos > Covid-19 en aeropuertos la nueva normalidad

Covid-19 en aeropuertos la nueva normalidad

Comparte este artículo

Dichos recintos, en Estados Unidos, no están exentos de las medidas sanitarias impuestas para mitigar la expansión del patógeno

El Coronavirus continúa con presencia en Estados Unidos, a pesar de las reiteradas declaraciones de Donald Trump, presidente de ese país, quien menciona que el patógeno pierde fuerza en la nación poco a poco.

Sin embargo, y debido a la emergencia sanitaria mundial provocada por el Covid-19, diversos recintos de todo el mundo han tenido que adoptar medidas más sanitarias y estrictas, con el fin de evitar contagios del patógeno en sus instalaciones.

Dichos recintos, en la Unión Americana, no han sido la excepción, pues ese es el país con mayor número tanto de decesos como de casos confirmados por la enfermedad, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud y la Universidad Johns Hopkins.

Algunos aeropuertos de esa nación han comprado a robots que limpian y desinfectan las salas de espera cada determinado tiempo, además de que le toman la temperatura a las personas que se encuentran en estos lugares.

Asimismo, hay máquinas que brindan los boletos de viaje tan solo al enseñar el código QR en estas.

Por otra parte, en el aeropuerto MacArthur de Long Island, Nueva York, se incluyeron máquinas que eliminan el 99 por ciento de los patógenos que circulan en el aire o que se encuentran en superficies como asientos o barandales.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), agencia perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional de dicha nación, detalló recientemente que ahora es posible viajar con desinfectante líquido de hasta 12 onzas. 

Además, se implementó el distanciamiento social en las filas de espera, con el fin de respetar la distancia mínima establecida para que el patógeno no pase de persona a persona.

A su vez, quienes aborden un vuelo en Estados Unidos deberán presentar sus documentos a través de un vidrio, para evitar el contacto con los agentes que revisan dichos papeles.

Cabe señalar que líneas aéreas de esa nación, como United Airlines o Delta Airlines ya aplican una particular regla en sus vuelos: eliminar el asiento de en medio, con el fin de que haya más espacio entre los viajeros en cada fila.

Al respecto, la Asociación Internacional de Transporte  Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) señaló recientemente que la eliminación del asiento central tendría un impacto financiero no solo en los balances de los aviones, sino que también en los costos de los boletos de avión.

De hecho, Alexandre de Juniac, director general de la asociación, aseguró que no vender el asiento central en los aviones tendría un aumento en el costo de pasajeros que oscila entre el 43 y el 54 por ciento, lo cual dependería de la zona en la que opere la aerolínea.

“Con menos asientos para vender, los costos unitarios aumentarían considerablemente, solo para cubrir los gastos de la falta de esos asientos”, aseguró de Juniac.

“Las aerolíneas están luchando por su supervivencia. Eliminar el asiento del medio elevará los costos. Si eso se puede compensar con tarifas más altas, la era de los viajes asequibles llegará a su fin. Por otro lado, si las aerolíneas no pueden recuperar los costos en tarifas más altas, las aerolíneas se irán a la quiebra”, continuó.

Las empresas que ofrecen este tipo de servicios en la nación norteamericana enfrentan una reducción en sus ingresos que, en algunos casos, ha sido fatal. El ejemplo de Aeroméxico es el más claro: la aerolínea dio a conocer que recibió la autorización para contar con los primeros 100 millones de dólares de inversionistas encabezados por la empresa Apollo Global Management, debido al plan de rescate de mil millones de dólares al cual la empresa mexicana acudió.

La compañía dirigida por Andrés Conesa espera que la aprobación final para dicho financiamiento sea dada por la Corte estadounidense a finales de septiembre. 

«Se estima que la aprobación final ocurra a finales de septiembre», detalló en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

La aerolínea está necesitada de liquidez ya que debe de pagar salarios y seguir con sus operaciones nacionales e internacionales, aseguró Timothy Graulich, abogado de ésta, en una audiencia en un tribunal federal de quiebras en Nueva York.

Related posts

Comment