Us Traveler > Explorador > ROADTRIP DE SAN DIEGO A ANAHEIM

ROADTRIP DE SAN DIEGO A ANAHEIM

Comparte este artículo

DOS PUNTOS QUE PARECEN ESTAR UNIDOS SOLO POR UNA AUTOPISTA, ESTÁN LLENOS DE SORPRESAS PARA EL VIAJERO

La mejor opción es volar a Tijuana, llegando al renovado aeropuerto operado por OMA estaremos en menos de 15 minutos del lado estadounidense usando el Cross Border Xpress (CBX), el puente internacional que ha convertido al aeropuerto de Tijuana en el único binacional de América y ha rebasado toda expectativa de tráfico.

En las mismas instalaciones del CBX están los módulos de arrendadoras de automóviles, lo más recomendable es llevar una reservación previa hecha por internet directamente en la página del arrendador elegida.

Ahí mismo nos entregan el automóvil y la aventura comienza, literalmente desde la frontera sur de los Estados Unidos, a unos metros que termina México.

El primer punto que visitar en este corto roadtrip es Old Town San Diego, donde todo nació, los primeros pobladores de esta ciudad (aún parte de la Nueva España y luego parte de México) llegaron del sur de México para establecerse al lado de los misioneros que trajeron las costumbres europeas a la región. Hoy son calles y plazas que conservan las construcciones originales y tienen restaurantes, galerías y museos que nos explican el origen y evolución de San Diego.

Old Town

De ahí la siguiente parada que vale la pena es La Jolla, una zona costera entre mansiones de millonarios excéntricos, junto a la playa hay decenas de parques, restaurantes y bares donde puede uno detenerse a ver el gran acantilado y las playas tomando un delicioso café y disfrutando del clima mediterráneo, con cientos de horas de sol por mes.

La Jolla

Siguiendo camino al norte, la siguiente parada debe ser Del Mar, ahí hay un gran hipódromo que opera algunos fines de semana al año, un recinto ferial que puede recorrerse y enormes parques con playas inmensas, un lugar para deleitar los sentidos.

Siguiendo al norte, la próxima parada es Oceanside, un pequeño pueblo al norte del condado de San Diego, ahí también hay playas con surfistas, cafés y restaurantes para deleitar a los paladares más exquisitos.

Oceanside

Desde Oceanside vale la pena salir de la autopista e ir por la carretera costera, de ahí sigue Capistrano Beach, un lugar donde solo hay espacios para tiendas de campaña, miles de personas acuden en todas las épocas del año a acampar junto a la playa, surfistas y viejos hippies en retiro se dan cita para contemplar las noches estrelladas. Ahí bien vale la pena llegar con comida, un poco de vino y sentarse en alguno de los parques junto a la playa a hacer un picnic en familia.

Capistrano Beach

Ya cruzando al condado de Orange, está Huntington Beach, un pueblo playero que quedó integrado a la zona metropolitana de Anaheim y Los Ángeles pero que guarda su estilo propio, hay competencias de castillos de arena, grandes ciclo vías en la playa y decenas de sitios con historias de gente que llegó con la fiebre del oro a California y se encontró con este paraíso.

Huntington Beach

Pasando este sitio, ya estamos en el corazón de Anaheim, listos para disfrutar de sus atractivos, de sus parques de diversiones y de la infraestructura turística de primer nivel que tienen.


Al cruzar por el CBX, si vas a rebasar las 25 millas al norte, no olvides tramitar tu permiso I-94 en las mismas instalaciones del CBP (Customs and Border Protection) antes de salir del puente internacional.

fotos: shutterstock

Related posts

Comment