Us Traveler > Cultural > 10 RAZONES POR LAS QUE DEBERÍAS VISTAR SAN FRANCISCO

10 RAZONES POR LAS QUE DEBERÍAS VISTAR SAN FRANCISCO

Comparte este artículo

Hay mucho más en San Francisco que costosos apartamentos y cafeterías que aceptan Bitcoin. Explorar la ciudad junto a la bahía revela un complejo mosaico de culturas y comunidades. Aquí te dejamos 10 razones por las que San Francisco debería estar en tu lista de destinos obligados.

Oysters

Generaciones de pescadores han capturado su pesca diaria de las aguas turbias que rodean San Francisco. Esta recompensa ha hecho que la identidad de la ciudad y sus habitantes sea inseparable del cangrejo, los mejillones y el fletán que aparecen en los menús de toda la ciudad. Sin embargo, las ostras son atesoradas por muchos de los aficionados a los mariscos del área mucho más que cualquier otro platillo. Esto se debe, en gran parte, a que las ostras son un producto local, con algunas de las mejores granjas directamente al norte de la ciudad, en las aguas alrededor del Condado de Marin. El mejor lugar para probar este alimento local es Swan Oyster Depot en Polk, un conjunto de 18 asientos sin adornos que Anthony Bourdain adoraba y que SF Chronicle ha llamado ” santa iglesia de mariscos frescos”. Lo que debes pedir, por supuesto, son las ostras frescas, pero hacen una buena ensalada si te gusta el suculento cangrejo o los camarones.

Foto: Swan Oyster Depot en San Francisco © Eric Franks / Alamy Stock Photo

Tiki Culture

Después de casi extinguirse en los años 90, la cultura Tiki está de regreso a lo grande. Numerosas convenciones celebran el estilo de vida y muchos libros exploran la historia de lo que poco a poco se conoce como el pop polinesio. San Francisco, sin embargo, fue la capital de esta moda internacional. La cultura Tiki en Estados Unidos tiene sus comienzos en un bar llamado Don The Beachcomber, que se inauguró en Los Ángeles en la década de 1930, atraía a aquellos que anhelaban una escapada tropical lejana. Sin embargo, fue perfeccionada en el Área de la Bahía por las ubicaciones de Trader Vic en East Bay y San Francisco. Gracias a la docena de bares Tiki que se han inaugurado en la ciudad durante la última década, se puede afirmar que San Francisco sigue siendo el corazón de esta cultura.  Puedes dirigirte a Tonga Room & Hurricane Bar o si está buscando algo un poco más contemporáneo, tal vez una combinación de bebidas clásicas, entonces Smuggler’s Cove es el lugar ideal. Hay un montón de bares Tiki en toda la ciudad, y es probable que si decides pasar tu tiempo en uno, vas a tener momentos únicos que recordar.

 

Foto: © Stephen Bonk / Alamy Stock Photo

Chinatown

El área de Chinatown es casi tan antigua como la ciudad de San Francisco. Mientras que la Fiebre del Oro de 1849 alentaba la proliferación de la migración estadounidense desde el este, los inmigrantes chinos llegaron desde el Pacífico y vieron una oportunidad. Los restaurantes, las tiendas y las lavanderías ayudaron a establecer un enclave cultural en el centro de San Francisco que fue vibrante y permanente, a pesar de los numerosos planes de los líderes de la ciudad a lo largo de los años para desalojar y reubicar a la comunidad. El barrio chino es un lugar que todos deben visitar al menos una vez. A pesar de las multitudes y las tiendas llenas de tchotchkes, el área está llena de arte y cultura esperando a ser experimentado. Y, por supuesto, está la comida, asegúrate de dirigirte a Golden Gate Bakery en Grant; es famoso por hacer las mejores tartas de crema con sabor a dulce de leche de este lado del Pacífico.

Foto: ©wanderworldimages / Alamy Stock Photo

Golden Gate Park

El exuberante bosque es el hogar de una gran variedad de lugares de interés y actividades para complacer a los visitantes de cualquier edad. Hay una arquería en un campo cerca del océano, una reserva de búfalos ubicada a lo largo de la calle norte, el Museo De Young que descansa junto al Jardín de Té Japonés, y todos ubicados a poca distancia de algunos bares y restaurantes excelentes. Es el lugar perfecto para todo, desde una primera cita hasta una tranquila tarde en solitario en un banco cubierto de pasto. También hay mercados y eventos que ocurren con regularidad durante la semana, así que asegúrate de verificar en el sitio web los últimos acontecimientos.

Foto: © Greg Gard / Alamy Stock Photo

Comida Birmana

El área de San Francisco tiene una de las mayores poblaciones de birmanos fuera del sur de Asia. Como tal, los restaurantes birmanos abundan y deberían estar en el itinerario de cada viajero. Burma Superstar es el establecimiento más famoso: un lugar muy popular que con frecuencia recomiendan los chefs famosos. No te dejes intimidar por las multitudes, por los platos abundantes y deliciosos bien valen la pena la espera. Para un giro de la ensalada César tradicional, prueba la ensalada de hojas de té. Una buena combinación es la sopa samusa, saborizada con semillas de mostaza negra y cúrcuma dorada. Además, refresca tu paladar con una taza de té helado tailandés.

Foto: © Boaz Rottem / Alamy Stock Photo

Land’s End

Había una vez un lugar en los acantilados al noroeste de San Francisco que contenía 500 pies de agua salada y de agua dulce. Este complejo, llamado Sutro Baths, estuvo abierto desde 1896 hasta que se quemó en 1966 en lo que se sospechaba fue un incendio provocado. Hoy en día, el área está ocupada por un parque natural conocido como Land’s End. Los excursionistas pueden seguir un camino ligeramente precario hasta los cimientos de las piscinas abandonadas, donde la marea se eleva y llena los huecos de las ruinas. Un sendero recorre la costa hasta llegar al parque nacional Presidio y ofrece vistas del Golden Gate dignas de cualquier lente.

Foto: © Gina Kelly / Alamy Stock Photo

Pan crujiente holandés

El pan de masa fermentada se ha vuelto omnipresente en San Francisco, pero los lugareños aquí ahora han entregado sus corazones a un nuevo pan llamado “dutch crunch”. El pan se vende generalmente como panes pequeños y se usa casi exclusivamente como para sándwiches. El interior suave y denso es ligeramente dulce, mientras que las partes crujientes y mantecosas de la corteza  son como pequeños crutones que agregan un crujido satisfactorio a cada bocado. La cobertura distintiva con estampado de jirafa es causada por una capa de harina de arroz, mantequilla, azúcar y levadura. Los panes son ahora sinónimo de San Francisco, como lo son las galletas black and white de Nueva York o los cheesesteaks de Philly.

Foto: © Brannon_Naito / Shutterstock

SFMOMA

San Francisco es una ciudad museo. Siempre hay un espectáculo de calidad en algún lugar cercano, ya sea en el De Young, el Museo Judío Contemporáneo o el Museo de la Diáspora Africana. Pero, si quieres ver arte que cuenta la historia de San Francisco, el mejor lugar para comenzar es en el Museo de Arte Moderno de San Francisco. SFMOMA es caro para los estándares del museo, un solo boleto de entrada cuesta $25. Sin embargo, el precio parece proporcional a medida que asciendes por la escalera en el vestíbulo y te diriges a las galerías. Ofrece una colección incomparable de maestros de mediados de siglo de San Francisco como William Wiley, Bob Arneson y Joan Brown, por nombrar algunos.

Foto: © Kim Kaminski / Alamy Foto de archivo

 

Inmersiones con tiburones

Es un hecho poco conocido, pero el condado de San Francisco se extiende treinta millas hacia el mar, abarcando las islas Farallón. Las islas fueron habitadas por investigadores del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, pero ahora están abandonadas, excepto por bandadas de aves que se posan en las costas rocosas. Los barcos salen de los muelles para llevar a los curiosos a Farallones. Algunos van a aprender sobre la historia de la isla, otros a observar ballenas pero los viajeros más intrépidos van a bucear con grandes tiburones blancos que rodean las orillas. Las islas son un elemento básico de la Semana de los Tiburones, ya que los grandes blancos del Pacífico son conocidos por romper las olas con furia y volar una docena o más pies en el aire mientras arrebatan de la superficie.

Foto: © KIKE CALVO / Alamy Foto de archivo

Golden Gate Bridge

No hay una vista de la bahía como la que se ve desde el centro del puente Golden Gate. El agua, Alcatraz, el horizonte del centro de la ciudad, todo se ve mucho más mejor cuando se ve desde el puente, mientras la brisa impacta con tu cabello y el sol brilla en tu espalda. El Golden Gate tiene casi 9,000 pies de largo y toma dos aproximadamente recorrerlo todo sin prisas. Sin embargo, el tiempo pasa rápido y la única verdad universal acerca de la caminata es que si miras a tu alrededor, todos están divirtiéndose. Lleva una cámara y un bocadillo y prepárate para pasar un momento maravilloso.

Foto: © Cheryl Rinzler / Alamy Stock Photo

 

Fuente: The Culture Trip

Related posts

Comment