Us Traveler > VISITFLORIDA > Atracciones clásicas de la Florida

Atracciones clásicas de la Florida

Comparte este artículo
Por/ by Gary McKechnie

Mucho antes de que hubiera megaparques temáticos, las atracciones de la Florida giraban mayormente alrededor de la belleza exótica del estado, la naturaleza y sus cristalinos manantiales.

Aunque no todas las atracciones han sobrevivido (Cypress Gardens, The Atomic Tunnel, and Six Gun Territory, entre otras), muchas de ellas han perdurado hasta el siglo XXI, porque recuerdan a los visitantes que a veces lo sencillo es lo mejor.

Aquí 6 atracciones de la Florida, que fueron parte del pasado del estado, que han llegado hasta el presente y que, con suerte, perdurarán mucho tiempo más.

1. Silver Springs (1888)

En la década de los ochenta del siglo XIX, un señor llamado Hullam Jones colocó una hoja de vidrio en el fondo de una embarcación de remo y empezó a cobrar cinco centavos por cabeza para transportar a los pasajeros por las cristalinas aguas de Silver Springs.

Así nació la primera atracción turística en la Florida.

En 2013, Silver Springs Nature se convirtió en un parque estatal que conservó la esencia de este antiguo encanto floridano. A la fecha, los visitantes todavía pueden abordar las famosas embarcaciones con fondo de vidrio y observar el cristalino mundo subacuático, antes de navegar río abajo para adentrarse en los bosques circundantes.

2. Bok Tower (1929)

En evocación del consejo de su abuela de “haz el mundo un lugar un poquito mejor o más bello por haber vivido en él”, el inmigrante holandés Edward Bok y su esposa, Mary Louise, usaron parte de su fortuna (parte de ella proveniente de su profesión como editor de la revista Ladies Home Journal) para crear uno de los lugares más serenos y tranquilos de la Florida.

Aquí se puede pasear por senderos bordeados de robles, palmeras sabal, magnolias y miles de flores; observar más de 100 especies de aves o escuchar una presentación especial de la orquesta. Hay muchas razones para enamorarse de este pacífico oasis. Aun mejor, uno comprende cómo el mundo se convirtió en un lugar más bello gracias a la existencia de Edward Bok.

3. Monkey Jungle (1933)

Aunque el eslogan “Donde los humanos están en jaulas y los monos sueltos” puede sonar un poco áspero según los estándares de hoy en día, en la década de los 30 era una manera astuta de anunciarles a los turistas que iban a vivir una experiencia única en Monkey Jungle.

Las atracciones en este hábitat protegido incluyen espectáculos y, a veces, encuentros más cercanos en la piscina Wild Monkey, en el bosque Cameroon Gorilla, una selva amazónica, y en Wings of Love y Hangin’ with the Orangs.

4. Jungle Island (1936 antiguamente Parrot Jungle)

Ya para 1936, Miami había comenzado a encontrar su propia identidad. Además del sol y la arena de South Beach, los empresarios comenzaron a darse cuenta de que sus pantanos intactos y los bosques alrededor de la ciudad formaban parte del encanto.

La idea original de los Scherrs, hace tantos años atrás, todavía es la base de esta atracción. Los visitantes aún pueden observar los coloridos loros y los guacamayos (algunos de los cuales participan en los espectáculos de pájaros), así como los icónicos flamencos color rosa de Miami, serpientes, buitres, cóndores, caimanes, canguros, tigres y orangutanes. Hay hasta fiestas de pijama de una noche e interacción con los animales, todo esto con la cosmopolita Miami de telón de fondo.

5. Miami Seaquarium (1955)

La década de los 50 debe de haber sido fantástica en Miami. Una era cuando la ciudad se convirtió en un refugio para los jet setters y un lugar donde el diseño posmoderno comenzó a cambiar el perfil urbano. En Virginia Key, en la bahía de Biscayne, el futurista Aquadome Schel Dorado marcó la llegada del Miami Seaquarium.

En aquel entonces, era la mayor atracción de vida marina del mundo, y probablemente la más popular. No sólo era una de los pocos sitios temáticos de la Florida, sino que, en la década de los 60, el parque recibió un gran impulso al convertirse en una de las locaciones principales donde filmaban el exitoso programa de televisión Flipper.

6. Citrus Tower (1956)

Cuando la icónica torre Citrus abrió en las afueras de Orlando, su propósito era mostrar y celebrar la industria cítrica que experimentaba en aquel entonces un gran crecimiento en el centro de la Florida, cuyas ondulantes lomas estaban sembradas de naranjales interminables salpicadas por lagos de agua dulce.

Aunque la vista que se observa desde el punto de observación más alto de la Florida no es nada impresionante, al visitarlo se ve un ejemplo sobresaliente, un clásico, de la historia de la Florida.

Related posts

Comment