Us Traveler > Especial > SENDERISMO EN EUREKA, CALIFORNIA

SENDERISMO EN EUREKA, CALIFORNIA

SENDERISMO EN EUREKA, CALIFORNIA
Comparte este artículo

Las montañas a la orilla del Pacífico californiano son de los mejores lugares en el mundo para la práctica del senderismo.

Un pequeño pueblo al norte de California con menos de 30 mil habitantes, su nombre proviene de aquella famosa expresión del matemático griego Arquímedes de Siracusa, que significa “lo he descubierto” (εὕρηκα).

Eureka está a más de mil 250 kilómetros de la frontera con México (Tijuana) y es uno de los sitios más espectaculares de la costa oeste de la Unión Americana, a pesar de su pequeño tamaño y su lejanía de las grandes urbes. Se puede llegar en avión con United Airlines (con escala en San Francisco) o en tren con Amtrak desde cualquier ciudad en California, Oregon o Washington, con una conexión en autobús vía Martínez, California.

La ciudad está llena de sorpresas. La arquitectura es una de sus características más especiales, casas con estilo victoriano y edificios, antiguos en madera, destacan en su centro histórico. Hay una gran mansión que le perteneció al barón William Carson y es, hoy en día, uno de los sitios más visitados del estado de California.

Hay recorridos temáticos que pueden realizarse en el centro de la ciudad, de murales, de arquitectura, de los rincones que Humbdolt recorrió e incluso de los museos históricos y marítimos.

CÓMO LLEGAR A EUREKA
    México-San Francisco-Eureka con United Airlines
   Guadalajara-Portland-Eureka con Volaris/
United Airlines

La oferta gastronómica y hotelera es pequeña pero cubre las necesidades de los viajeros más exigentes. La recomendación es hospedarse en algún hotel boutique, bed & breakfast o bien, a través del sistema Airbnb.

El senderismo es uno de los principales atractivos de Eureka y de la región, donde hay un gran parque nacional que explorar en los alrededores.

REDWOOD NATIONAL AND STATE PARKS

Este parque nacional, rodeado de parques estatales, representa una de las reservas boscosas más importantes del continente. Coníferas y secuoyas gigantes emergen de las montañas hasta la región costera en estas latitudes de California y tienen rutas para el senderismo en la época de verano.

Hay tres grandes áreas para acampar, Jedediah Smith, Mill Creek y Elk Prairie.  Para los principiantes es conveniente partir desde una de estas áreas por la mañana o bien, llegar en transporte desde Eureka a alguno de los centros de visitantes, en ambos casos los recorridos están organizados por los guardabosques del parque.

CENTROS DE VISITANTES EN LOS PARQUES
  Centro de información Hiouchi
    Centro para visitantes Jedediah Smith
    Centro de información de Crescent City
    Centro para visitantes del arroyo Prairie
    Centro para visitantes Kuchel

Para los senderistas experimentados, hay varios circuitos y recorridos que se pueden hacer de forma individual o en grupo. El sendero Leiffer-Ellsworth es un circuito de 4 km con dificultad media, un camino con desniveles que formó parte de las vías de transporte en el siglo XIX. El sendero Simpson-Reed es un circuito de 2 km con poca dificultad, incluso accesible para personas con capacidades diferentes; este se interna en el bosque y va alrededor de riachuelos que permiten disfrutar de la naturaleza con facilidad. El sendero Hatton-Hiouchi tiene 2 km de longitud, sube una serie de montañas y concluye a un costado de un riachuelo delineando las enormes secuoyas.

El sendero River permite al visitante caminar 2 km por un complejo sistema de ríos sin represas, el último que existe en California. El sendero Little Bald Hills/Paradise Flat se compone por 15 km en herradura que permite ver distintos microclimas dentro del parque, es complicado por su orografía y hay un cambio de altitud de más de 500 metros en el recorrido, es considerado el ideal para expertos y para gente que ha hecho senderismo en otras partes del mundo, sin embargo, con cautela, los principiantes también pueden hacerlo siguiendo los consejos de los centros de visitantes.

Estos son los principales senderos del parque, todos recomendables en el verano, algunos permiten el acceso en el invierno pero con precauciones y restricciones.

Aquí se puede vivir una de las experiencias de senderismo más espectaculares en América del Norte.

Related posts

Comment