Us Traveler > Destino del Mes > ARMONÍA Y NATURALEZA, EN MONTANA

ARMONÍA Y NATURALEZA, EN MONTANA

ARMONÍA Y NATURALEZA, EN MONTANA - US Traveler
Comparte este artículo

ARMONÍA Y NATURALEZA, EN MONTANA - US Traveler

Montañas, lagos y reservas naturales se conjugan para ofrecer la mejor experiencia a los visitantes del estado de Montana.

Disfrutar del oeste de los Estados Unidos es muy fácil en Montana. En verano es un sitio donde la tranquilidad se combina con la naturaleza para ofrecer un entorno de relajación y de convivencia familiar inigualable.

Montana es uno de los más grandes tesoros intactos, de tierras pintorescas y de vida silvestre de los Estados Unidos. En Montana también se fusionan las culturas modernas y tradicionales, lo que lo convierte en un lugar ideal para experimentar la historia de la frontera con Canadá y de la verdadera vida en pequeñas ciudades de los Estados Unidos.

Los hermosos paisajes invitan a desacelerar el ritmo cotidiano para dar un respiro y convivir con la naturaleza.

Paseos en caballo por Yellowstone, el parque nacional más antiguo del mundo, así como caminatas o recorridos en bici de montaña es lo que los visitantes a este sitio podrán realizar.

Otra de las maravillas de este parque es el géiser más grande del mundo que, cuando hace erupción, ofrece a sus espectadores un maravilloso espectáculo.

La belleza natural de Montana no se limita a los parques nacionales, sino que se extiende por todo el estado para regocijo de los visitantes que se aventuran por un camino golpeado, para observar 24 cordones montañosos, millones de hectáreas de tierras públicas y reservas naturales, lagos alpinos, amplias planicies abiertas, fuentes termales naturales y famosos arroyos, para practicar pesca con mosca. Montana es un lugar donde los viajantes podrán disfrutar de la magnificencia del entorno natural durante el día y relajarse gracias a la hospitalidad de las acogedoras y pequeñas ciudades durante la noche.

A lo largo de las autopistas que cruzan las montañas y las llanuras, se encuentran pequeñas ciudades occidentales que han cambiado tan poco con el paso de los años que, al llegar a un rodeo o un festival, se puede sentir que se ha viajado al pasado.

Tags:

,

Related posts

Comment